Kodak Luma 75: Proyector portátil pequeño de bolsillo

Un proyector portátil pequeño con todas las funciones que necesitas

Este proyector Kodak es la opción perfecta para aquellos que buscan un proyector portátil pequeño que quepa en la palma de la mano, sin sacrificar la calidad de imagen. Con el motor óptico DLP avanzado y una precisión de color excepcional, el proyector ofrece una calidad de imagen impecable de 1080P HD. El brillo LED superior asegura que la calidad de imagen sea aún mejor cuando se utiliza en habitaciones oscuras o con poca luz. Además, con una pantalla de 75 pulgadas, podrás disfrutar de una experiencia de cine en casa en cualquier lugar.

Kodak Proyector ultraportátil de 75 pulgadas, LED HD, DLP, recargable, pantalla 100, altavoz integrado, HDMI, USB y micro SD

★★★★★
Actualizado: 13 de abril de 2024 09:37

El proyector Kodak ultraportátil de 75 pulgadas es el proyector DLP más pequeño y liviano del mundo. Con una calidad de imagen impecable de 1080P HD, es compatible con una variedad de dispositivos y cuenta con altavoces integrados que llenan la habitación.

El proyector DLP más pequeño y liviano del mundo

El tamaño compacto del proyector Kodak lo convierte en el proyector DLP más pequeño y liviano del mundo, lo que lo hace perfecto para llevar contigo a cualquier lugar. Cabe cómodamente en tu bolso, maletín o bolsillo trasero, lo que lo convierte en la opción perfecta para el hogar, el trabajo, el estudio o el ocio.

El proyector es compatible con una amplia variedad de dispositivos, gracias al reproductor multimedia integrado. Además de los altavoces integrados, el proyector cuenta con una entrada de 3,5 mm, conexión HDMI, USB y microSD. Con la conexión HDMI, podrás conectar el proyector a tu teléfono, tableta, iPhone, iPad y dispositivos Android para disfrutar de tus películas, presentaciones de fotos y videojuegos favoritos. Consulta con el fabricante de tu dispositivo si es compatible con HDMI.

No hay necesidad de preocuparse por complicados botones o pantallas de menú. Simplemente conecta el proyector a tu PC o Mac favorito, decodificador de cable, consola de juegos o reproductor de vídeo HDMI, ¡y estará listo para funcionar!

Este proyector también es perfecto para los amantes de los videojuegos. Con la capacidad de mostrar 16,7 millones de colores, disfrutarás de detalles intensos y realistas en tus juegos favoritos.

Conectividad inalámbrica

Este proyector también cuenta con conectividad inalámbrica a través de Bluetooth, lo que te permite conectar dispositivos móviles y otros dispositivos de manera rápida y sencilla sin necesidad de cables. Además, también se puede duplicar la pantalla de tu dispositivo móvil o tablet, lo que lo convierte en una excelente opción para presentaciones y reuniones.

Opciones de montaje

Si bien este proyector es portátil y se puede llevar a cualquier lugar, también cuenta con opciones de montaje para mayor comodidad. Incluye un trípode integrado en la parte inferior para que puedas colocarlo en cualquier superficie plana. También tiene un orificio para rosca universal en la parte inferior que te permite montarlo en un trípode o soporte de techo compatible.

Excelente calidad de sonido

A pesar de su tamaño compacto, el Kodak Luma 75 ofrece un buen sonido gracias a sus altavoces integrados. Además, también cuenta con un puerto de salida de audio de 3,5 mm que te permite conectar altavoces externos o auriculares para una experiencia de sonido aún mejor.

Gran duración de la batería

La batería recargable del Kodak Luma 75 ofrece hasta 2 horas de tiempo de visualización inalámbrica, lo que significa que puedes disfrutar de películas, programas de televisión y presentaciones sin tener que preocuparte por quedarte sin batería. La batería se carga fácilmente a través de micro USB, lo que te permite cargarla en cualquier lugar y en cualquier momento.

Fácil de usar

El Kodak Luma 75 es extremadamente fácil de usar gracias a sus controles intuitivos y su diseño simplificado. Conecta cualquier dispositivo compatible a través de HDMI, USB o microSD y pulsa el botón de encendido para empezar a disfrutar de tus contenidos favoritos en la pantalla grande. Además, su tamaño compacto lo hace ideal para llevarlo contigo a cualquier lugar.

Preguntas frecuentes

¿Se puede conectar al Mac sin cables? ¿O necesita una transmisión?

Sí, se puede conectar vía Bluetooth.

¿Se pueden poner presentaciones de Power Point desde PC o iPad y duplicar la pantalla del iPad?

Sí, se puede duplicar la pantalla del iPad, pero necesitarás comprar el cable por separado.

¿Puedo usar el proyector en clase para proyectar Google Drive o YouTube en la pantalla digital?

Sí, pero necesitarás conectarlo al Amazon Fire.

¿Se puede colocar el proyector al revés?

Ventajas

  1. Portátil y compacto: el proyector es extremadamente pequeño y liviano, lo que lo hace ideal para viajar y llevar a cualquier lugar.
  2. Batería recargable: incorpora una batería interna que permite su uso sin necesidad de estar enchufado a la corriente eléctrica.
  3. Conectividad: cuenta con entradas HDMI, USB y micro SD, lo que lo hace compatible con diferentes dispositivos y formatos de archivo.
  4. Fácil de usar: el proyector es muy intuitivo y cuenta con botones táctiles para las funciones básicas.
  5. Calidad de imagen: con resolución nativa de 1280 x 720 píxeles y la posibilidad de convertirse en FullHD, el Kodak Luma 75 ofrece una calidad de imagen sorprendente para su tamaño.

Desventajas

  1. Tamaño de pantalla limitado: la pantalla resultante no es muy grande con respecto a otros proyectores.
  2. No tiene Wi-Fi: el proyector no cuenta con conectividad inalámbrica, lo que limita su uso en algunos escenarios.
  3. No tiene corrección trapezoidal: el proyector debe estar alineado en el centro de la pantalla para mostrar una imagen cuadrada, lo que puede ser un problema en algunas situaciones.
  4. Calidad de audio limitada: el altavoz integrado no ofrece una calidad de audio excepcional.
  5. Precio: Puede ser un poco caro en comparación con otros proyectores de bolsillo, pagas la marca y su tamaño..

Entérate de las valoraciones de los usuarios

5 estrellas «Lo primero que se aprecia es que el proyector es ridículamente pequeño, parece mentira que incluya una batería, un puerto HDMI (de tamaño normal) y altavoz. Además, no pesa nada a pesar de tener la batería en su interior. Sus medidas son de 8 x 8 cm, 2 cm de grosor, y solo 140 gramos de peso. No tiene Wi-Fi.

El proyector, al ser tan compacto, se calienta un poco, pero es normal. La salida de aire caliente del ventilador está en el lateral del proyector, conviene no taparla. Tanto el ventilador como el hecho de que saque un poco de aire caliente es común en todos los proyectores.

La pantalla resultante no es muy grande con respecto a otros proyectores, pues a una distancia de 1 metro la pantalla es de 47 cm x 27 cm (21 pulgadas aproximadamente), a 2 metros de 40 pulgadas, y a 4 metros de 184 cm x 106 cm (83 pulgadas aproximadamente).

Tiene una escala de 4 luces blancas que se enciende cuando está cargando con el transformador de corriente enchufado, y esas 4 luces indican el nivel de carga (25% – 50% – 75% – 100%) de la batería cuando el proyector está encendido y presionamos el botón de encender/apagar. La batería no es extraíble.

En la parte trasera del proyector tenemos las conexiones, que son:
– Entrada micro-USB para alimentarlo o cargar la batería
– Entrada HDMI (para conectar un PC, portátil, tablet…)
– Salida de auriculares / altavoces (jack 3,5mm)
– Conector USB para conectar un pendrive y ver las películas o series que tengamos en él a través del proyector (el puerto USB también nos permite usar el proyector como un powerbank, para cargar el móvil por ejemplo, o cualquier aparato que se pueda cargar mediante un cable USB)
En el lateral tenemos la ranura para tarjeta microSD, que nos permite ver las fotos o videos y películas que tengamos en ella.

En el lado opuesto tenemos una pequeña rueda que nos permite enfocar el proyector, pues según la distancia a la que lo tengamos de la pared o pantalla donde proyectemos, el enfoque cambiará y tendremos que ajustarlo. Esto es así en todos los proyectores.

El proyector tiene una rosca en la parte inferior, que sirve para montarlo sobre un trípode. Es un tipo de rosca estándar, así que cualquier trípode de una cámara de fotos por ejemplo, nos servirá. También tiene 4 soportes de goma que hacen que no se deslice en la superficie donde lo apoyamos.

Si queremos ver videos que tenemos en una tarjeta microSD, podemos colocar el proyector sobre una mesa o superficie plana y proyectar en el techo por ejemplo, sin tener que estar aguantando el proyector ni que se caiga. Esto, junto a la batería interna que incorpora lo hacen totalmente portátil y fácil de usar en cualquier situación.

El proyector incluye un pequeño altavoz que reproduce el audio que le viene del HDMI o de los vídeos de la tarjeta microSD. Se escucha, pero no tiene demasiada calidad, como no puede ser de otra forma para un altavoz de este tipo. Pero al tener salida jack de 3,5mm para el audio esto no es un problema, pues podemos conectar cualquier auricular o altavoces y escuchar el sonido a través de ellos con tanta calidad como queramos.

Este proyector tiene resolución nativa de 1280 x 720 píxeles, lo que significa que para leer textos pequeños puede no ser todo lo nítido que se necesita. Si lo usamos extendiendo la pantalla o como única pantalla, no podemos pasar de 1360 x 960 píxeles, aunque se convierte a FullHD (1920 x 1080 píxeles) si duplicamos una pantalla con esta resolución. Esto es realmente sorprendente para un proyector de estas dimensiones y peso.

Tiene 5 botones táctiles en el propio proyector para las funciones básicas: volumen, siguiente, anterior y atrás.

No tiene ajuste para la corrección trapezoidal, lo que significa que tenemos que tener el proyector alineado en el centro de la pantalla para que se vea totalmente cuadrada. No es nada grave y simplemente basta con colocarlo centrado con la zona donde queremos proyectar. Es algo esperado de un proyector de este precio, además, estas correcciones de la imagen hacen que pierda calidad.

El brillo del proyector no es tan alto como el de otros proyectores más caros, pero esto no significa que el brillo no sea suficiente para ver vídeos sin problema. También depende de la distancia entre el proyector y la pared, pues cuanto más lejos esté menos brillante será. De hecho me esperaba que tuviera bastante menos brillo, pero incluso con algo de luz ambiente la imagen del proyector se ve de manera más o menos aceptable.

Es ideal para llevarlo de camping o de viaje, pues con una microSD insertada no necesitamos conectarlo a ningún aparato para usarlo. Al ser tan pequeño y pesar tan poco, cabe en cualquier bolsillo y nos permitirá ver nuestras películas o series favoritas en sitios donde es inviable llevarnos una televisión. Podemos proyectarlo en el techo, en una pared, en la tela de la tienda de campaña o en cualquier sitio. Además, le conectamos unos auriculares y es perfecto.

No tiene mando a distancia y en la caja se incluye un cable HDMI a HDMI y otro USB a micro-USB, para cargarlo. No se incluye adaptador / transformador de corriente, pero cualquiera con salida USB nos vale (de un móvil o similar). El manual está en varios idiomas, entre ellos el castellano o español.

Evidentemente no es un proyector profesional, ni se puede esperar de él lo mismo en cuanto a resolución, calidad de imagen o brillo que de un proyector que sea 4 veces más grande y caro, pero en general me parece un producto con una buena relación calidad-precio, un proyector portátil muy interesante por sus funciones.»


5 estrellas «Quería un proyector para usar en mi estudio de dibujo y poder proyectar imágenes sobre la mesa o sobre un lienzo.
No pude hacer una compra mejor. A menos de 50 cm. arroja un tamaño mayor que un A3. Luz clara e intensa incluso en condiciones ambientales luminosas… , con una rueda manual de foco precisa; tan ligero que pude colocarlo en un brazo articulado hecho para sostener un teléfono móvil (el proyector tiene una rosca en su parte inferior, como las cámaras fotográficas para sujetarlo firmemente a este tipo de brazos o tripodes)… tan pequeño como un disco duro externo… y además yo que soy usuario de iPhone, iPad y ordenadores Mac es perfecto. Parece que se hizo para ser conectado de manera inalámbrica con mis dispositivos Apple. Su batería interna (otro grandísimo acierto ya que puedes trabajar con él sin estar conectado a la red eléctrica lo que quiere decir que no te molestarán los cables) le permite tener una autonomía de unas dos horas y un poco más. Hizo la carga completa de su batería interna en media hora más o menos.
Repito: mi uso es muy muy concreto. Pero incluso si quisiera proyectar una película en mi dormitorio o en un cuarto pequeño seguiría siendo una muy buena compra. De momento es un elemento imprescindible en mi estudio y cabe en el bolsillo de mi chaqueta. Una joya. No quiero ni pensar en cómo serán los modelos más luminosos: el 300 o el 400. Impresionante.»


5 estrellas «Compre este proyector con doble finalidad, obviamente para ver contenido multimedia en un dispositivo que me pudiera llevar de viaje con facilidad y por otro lado para proyectar mapas para las partidas de rol.

En principio, estoy satisfecho con ambos fines, pero me parece importante mencionar las limitaciones del producto.

Lo primero a comentar es el brillo. No es un proyector especialmente potente, con lo cual para poder aprovecharlo en contenido mediático hace falta casi total oscuridad. Con una luz tenue se puede ver bien, pero el contraste y el brillo que dan no permiten un nivel de detalle alto en colores. Para las partidas de rol he cambiado una luz de techo por una de menor intensidad, más anaranjada, y se puede ver bastante bien sobre una pizarra blanca. Las limitaciones técnicas de un proyector portable son evidentes y aunque el precio es algo elevado se asumen como un inconveniente menor.

Lo segundo, el mando es bastante incómodo y poco intuitivo. Es un mando de plástico hecho bastante cutre, en comparación a cómo se siente en la mano un mando cualquiera de por ejemplo un Fire Stick. Los botones del modo ratón y de inicio deberían estar cambiados, ya que sus posiciones son poco intuitivas para el usuario. Los tiempos de respuesta del mando hacia el proyector son lentos, y a menudo hay que esperar a que el proyector refleje el botón que se ha pulsado. Esto hace que sea necesario utilizar el móvil con la app que sincroniza al proyector como mando. Es más fácil de manejar, pero al necesitar estar en la misma red wifi esta opción no valdría en ciertas situaciones lógica para un proyector portable tales como viajes.

En tercer lugar, la batería es bastante escasa para un dispositivo portable. Algo absurdo la verdad.

Por último, y más importante a mi parecer, es el sistema operativo. Basado en una versión antigua de Android, el sistema no da muchas opciones al usuario. Viene con algunas apps preinstaladas, como Netflix, Prime Video, Hulu y otras, que aparecen con accesos directos en la pantalla inicial. Aún no he encontrado una opción de menú que me permita configurar está pantalla inicial, para quitar las apps que no uso y añadir otras instaladas a posteriori que si utilizo. Además, al tratarse de un sistema antiguo, no funcionan muchas de las apps en condiciones.
-La app de Netflix no muestra bien donde se encuentra la selección actual, obligando a utilizar el modo ratón si no quieres cargar el contenido equivocado. Para hacer scrolling además es prácticamente obligatorio usar el trackpad del movil. Los tiempos de respuesta de la app son lentos, aunque esto parece ser estándar entre elando/móvil y el proyector en todo momento. Hace falta paciencia para elegir contenido en netflix.
-Aparecen en la App Store dos aplicaciones de Disney+, ninguna de las cuales me ha permitido introducir mi usuario. Una es Hotstar, que se queja de la región y se reinicia en bucle hasta que la desinstalas. La otra es Disney+, que pide un login con teléfono móvil con un prefijo internacional +91 que es imposible cambiar

Entiendo que los problemas con las apps y en parte el sistema operativo no son cosa del fabricante, pero me parece importante reseñarlas de cara a los usuarios. El fabricante podría hacer por buscar alternativas al SO con mayor usabilidad, así como usar un sistema que optimice el rendimiento del dispositivo.

Proyectar contenido al móvil a través de la app de Kodak luma se hace a través de captura de video en pantalla, lo cual es absurdo en dispositivos que tienen acceso simplemente a funcionalidad Miracast para proyectar contenido entre ellas. Ciertas apps en el móvil bloquean el grabado de pantalla, claramente por protección de derechos de autor de sus contenidos, y eso es incompatible con el método que la app Kodak Luma del móvil utiliza para enviar contenido al proyector.

Sigo investigando opciones ya que apenas tengo el proyector desde hace dos semanas, y a mi personalmente no me importa ya que para mis usos como digo es perfectamente satisfactorio, pero aunque se pueden sortear las dificultades de uso que plantea son inconvenientes bastante serios para un dispositivo del precio que tiene este.»

Mira cómo funciona el Kodak Luma 75 en vídeos